IMG hoteles

IMG HotelesIMG Hoteles IMG HotelesIMG Hoteles IMG HotelesIMG Hoteles IMG HotelesIMG Hoteles

Reserve Online
Scroll

Restaurantes

En la actividad turística de Sevilla la restauración ocupa un lugar relevante. El peregrinaje monumental y ambiental de nuestra ciudad debe completarse con la degustación gastronómica que le ofrece el mejor entorno para el mejor invento del mundo: Las tapas.
El tapeo en Sevilla es  un clásico y entre tantísima variedad de restaurantes, bares y abacerías elegir una selección con los mejores sitios para comer en nuestra ciudad puede resultar casi imposible.

Empecemos por el restaurante más antiguo de Sevilla, El Rinconcillo, su solera y su buen hacer lo convierten en un lugar obligatorio de visita, lugar de tertulias, de cofrades, frecuentado de famosos de todo género; donde las generaciones de sevillanos también se suceden de abuelos a padres y de padres a hijos. Si se trata de celebrar negocios alrededor de una mesa o una comida familiar  en un entorno elegante El Espigón con sus aires marineros y La Montanera, que comparte la orilla con Triana y con sabores de mar y montaña son dos buenas opciones. Las especialidades regionales están muy bien representadas en restaurantes como Becerra, que cuida delicadamente su carta,  o El Caserío,  un lugar agradable con un ambiente muy familiar, donde la pregunta no  es que plato nos tomamos sino más bien ¿ qué comida no nos pedimos?. Por último, en pleno Barrio del Arenal los sabores de la Toscana hacen las delicias de sus comensales con recetas caseras de pastas y gnocchis y con exquisitas carnes de vacuno.

Bares


Para disfrutar la ciudad como un sevillano más, hay una actividad que no se puede dejar pasar: salir de tapas. En nuestro barrio de Santa Cruz en el recorrido de una de las Juderías más antiguas de Europa y muy cerca de nuestro Hotel se encuentran Casa Román y Modesto, que nos proponen con sus platos volver a degustar sabores auténticos y de primera calidad con el jamón ibérico de bellota como denominador común de ambas cartas.
 En el centro de Sevilla recomendamos  Casa Morales, auténtica,  su interior  es todo un lujo para la vista y tiene uno la impresión de retroceder unos años en el tiempo, el tinto valdepeñas que acompaña sus tapas es excelente. La Popular y señera  Flor del Toranzo, antaño tienda de ultramarinos, en donde las chacinas, los  enlatados y los emparedaditos son sus buques insignia, eso sí, todo de extraordinaria calidad. Bodeguita Romero, cocina tradicional andaluza pero realizada con mucho mimo y cariño y por último tampoco deberían perderse la famosa ensaladilla del Donald, la más buscada de Sevilla  y probablemente las mejores croquetas del mundo que se sirven en Casa Ovidio.
Crucemos el puente, vayámonos a la marinera y legendaria Triana, cuna de toreros y cantaores, La Blanca Paloma y Las Golondrinas son un claro exponente de trato afable y cercano con unas tapas y raciones que siguen la tradición desde hace más de 30 años.